LA HISTORIA DE LA PUBLICIDAD.


Hace 25000 años, empiezan a cultivarse los primeros gérmenes de la publicidad cuando aparecen la magia, la religión y las pinturas rupestres.
Desde sus primeros usos la publicidad a servido para enaltecer y consolidar las jerarquías políticas y religiosas.
Los fenicios utilizaron grandes fogatas para ANUNCIAR la llegada de naves comerciales a los puertos, mientras los egipcios hace mas de 2200 años utilizaban las estelas que eran piedras de aproximadamente metro y medio de alto por treinta centímetros de espesor las cuales anunciaban, a lo largo de los caminos, decretos y proclamas diversos.

Las primeras formas de publicidad van asociadas al desarrollo del comercio y de los intercambios mercantiles.
Cuenta Herodoto que hace mas de 2500 años las caravanas de mercaderes babilonicos se valían de hombres heraldos, de voz potente y pronunciación clara, para anunciar sus productos, ademas de que en la ciudad de Lidia aparecieron las primeras tiendas fijas con voceadores que incitaban a los transeúntes a penetrar y comprar en ellas mediante frases alabadoras y sugestivas.
  
En Grecia surgen los primeros mercados y con ellos los primeros anuncios con símbolos como el de las uvas para identificar una vinatería  o la balanza para un banquero.

En roma antes de que naciera Cristo ya existía el ACTA DIURNA que era una especie de periódico colocado sobre las paredes en ellos solían aparecer avisos comerciales de diverso genero. A los romanos se les atribuyen varias patentes o creaciones publicitarias, como la del sistema manuscrito de venta hoy conocido como catalogo. Los anuncios publicados en roma tenían que ver con los negocios y los eventos como las batallas de gladiadores o las funciones de teatro en ellos se define por primera vez una marca y un nombre distintivo ademas de que muchos eran creados por artistas celebres de la época.

Los comerciantes venecianos, creadores del primer banco de deposito, popularizaron los avvisi, manuscritos que incluían noticias de tipo publicitario. 

En Alemania se instituye la primera feria comercial del mundo.

En la America prehispánica, igualmente, hubo abundancia de símbolos comerciales. Mexico el país mas rico en ellos los concentraba en sus mercados; alrededor de las calles con mercancías bien ordenadas, entre tejedores artesanos y coloristas diversos; con rítmicos pregones publicitarios.

La imprenta
La llegada de la imprenta en 1437 marca un cambio muy significativo en la vida del hombre muchos lo consideran el mayor avance desde la invención del la invención de la escritura por los sumergíos. Al igual que el primer alfabeto fue impulsado por los mercaderes fenicios, la imprenta es concebida por el hambre de comunicar de los comerciantes europeos, por lo tanto es muy significativo que Gutenberg se preocupe por mostrar su invento, antes que a nadie, a un grupo de mercaderes en Aquisgrán. Cabe resaltar que entre sus primeras publicaciones junto con la  CRONICA MUNDIAL DE NUREMBERG, figura una serie de almanaques conteniendo publicidad. Los almanaques se convertirían   .después en las primeras formas de de periódicos impresos. Con la imprenta nace el publico.


La revolución industrial
Durante la segunda mitad del siglo XVIII y la primera del siglo XIX ocurre uno de los sucesos que deja un fuerte huella en la historia de la publicidad. Si con la imprenta nace el publico, con el industrialismo se desarrolla el consumo, hasta llegar a la confluencia de un fenómeno común: la sociedad de masas. 
Antes de la revolución industrial el consumidor debía esperar a que la mercancía se elaborara. A partir de ella, las mercancías esperan y buscan al consumidor. Todo se convertía en objeto de trafico eh intercambio. En pocas palabras con la revolución industrial se incrementa la oferta se crea mayor competencia por lo tanto hay una mayor necesidad de mas y mejor publicidad. Otro de los puntos importantes ocurridos durante la revolución industrial es la primer campaña de interés social realizada por Robert L'Etrange en 1664 cuando Londres es asolada por una terrible peste, cabe mencionar que Inglaterra siendo considerada como la cuna de la revolución industrial es también el país con mayor auge publicitario de su época.
Durante la RI una nueva modalidad conercial aprovecha el exito popular de "Pickwick", personaje literario de Charles Dickens, para bautizar y anunciar con su nombre artículos diversos, como los sombreros, pantalones y cigarrillos "pickwick" 
En londres se construye el primer anuncio luminoso en 1881, para 1891 Broadway estaba llena de este tipo de anuncios. La publicidad pasa de ser informativa a ser persuasiva.
Hacia 1900 la publicidad en USA se vuelve una de las profesiones mas creadoras y mejor pagadas lo cual propicia la creación del Código profesional de etica publicitaria que se da a conocer en Nueva York en 1911, para 1925 el primer tratado serio dedicado a la publicidad fue escrito por el norteamericano Daniel Starch que contiene una de las maximas publicitarias en USA: "vended el sabor del condimento, no la carne que contiene".

La televisión
Casi 5 siglos después de la imprenta aparece la televisión hermanada de la radio que comenzó a extenderse entre 1922 y 1925, con la tv la publicidad fortalece de manera radical la tendencia persuasiva de sus recursos e instrumentos mas aun con la invención de la televisión a color.

El internet y la revolución digital
A finales del siglo XX con la invención de internet todo cambio nuevamente para la publicidad la manera de dirigirse es distinta ya que es un nuevo medio al igual que en su tiempo lo fueron la tv y la radio ahora los publicistas tienen  la posibilidad de anunciar directamente en un ordenador y para la primer década del siglo XXI aparecen los gadgets  y conectados directamente a internet u con una función especifica ademas de una gran ventaja su practicidad portátil  seguidos de los smartphone que se hoy abren una nueva etapa en la revolución digital mostrando publicidad desde vía e-mail hasta la interactiva dentro de videojuego o un código QR.

Por: Alejandro González M.
Twitter: @AlexGlezMkt
Linkedin: Alejandro González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada